Todo lo que siempre quiso saber sobre las reprogramaciones

Nuestro amigo Jean-Luc Picard se lleva las manos a la cara por alguna razón. Y es porque ha descubierto que la mayoría de afirmaciones sobre las reprogramaciones son en realidad, medias verdades.

En CATSPORT le contamos nuestras verdades, las que 13 años de experiencia nos han otorgado. Si le apetece discutirlas le rogamos que lo haga personalmente con nosotros (en esta página a ser posible); usar un foro o cualquier método de expresión pública en el que no podamos exponer nuestro punto de vista es lo más fácil, aunque creemos, en nuestra humilde opinión, que es injusto. Le rogamos que, antes de exponer su opinión en dónde no podamos defendernos dialogue con nosotros. Sabemos que no somos poseedores de la verdad absoluta, háganos partícipe de su disconformidad, si la hay.

Antes que nada: las reprogramaciones, en sus inicios (nuestros inicios), fueron un producto desarrollado exclusivamente para competición en circuito cerrado y en general en vías no accesibles al público. A día de hoy, en CATSPORT entendemos que estas, están destinadas al mismo uso independientemente del que les dé el propietario del vehículo reprogramado (ya que no tenemos control sobre el mismo) por lo que, el usuario de dichas reprogramaciones será el único responsable de su uso, eximiendo a CATSPORT de cualquier consecuencia derivada del uso de las mismas. Puede visitar nuestra página de “Términos y condiciones” en dónde dejamos, creemos, muy claro, qué condiciones acepta al realizar la reprogramación.

¿Qué es una reprogramación de centralita?

Según la definición de la RAE, las definiciones que nos interesan son:

  1. Preparar ciertas máquinas o aparatos para que empiecen a funcionar en el momento y en la forma deseados.
  2. Elaborar programas para su empleo en computadoras.

Así pues, aplicándolas de forma concreta a nuestro caso, podemos definir una “reprogramación de centralita” como el proceso que comprende desde la creación/modificación del programa del motor/caja de cambios, hasta la prueba en carretera en dónde los cambios de comportamiento según el estado orginal del vehículo sean cuantificables.

Cuanto ocurra entre medias, será responsabilidad el desarrollador; por eso estamos aquí, para que todo el proceso sea el correcto y el estrictamente necesario.

¿Es ilegal reprogramar la centralita?

No. Siempre que se cumplan las condiciones contempladas en el manual de reformas de vehículos* del ministerio de indústria a fecha de hoy (En España).

*Enlace al manual disponible el día de la edición de este artículo.

¿Porqué no lo hace el fabricante?

Sí lo hace. La aparición de las centralitas de inyección, entre otras cosas, permitió escalonar el rendimiento de un mismo motor sin necesidad de cambios mecánicos. A día de hoy, tan sólo cambiando la programación, el fabricante puede variar el comportamiento del motor a su antojo y adaptarlo a distintos niveles de rendimiento según el acabado. Esto supone un gran ahorro, tanto en desarrollo como en materiales porque, sólo fabricando un motor se cubre un mercado que antes se cubría con 5 motores distintos… ¡Genial! ¿No? …

¿La reprogramación actúa siempre?

No. El vehículo retiene gran parte de la programación original aún cuando esta esté modificada (al menos en nuestro caso), por lo que en circunstancias normales la centralita seguirá usando los parámetros originales. La reprogramación actuará tan sólo cuando el conductor necesite del par y la potencia extra.

¿Se puede desactivar la reprogramación?

Sí. Volviendo a programar la centralita con los parámetros originales sin modificar. En CATSPORT realizamos la operación de forma gratuita por OBD. Si la modificación requiere la manipulación de la ECU, lleva consigo un coste adicional de mano de obra que dependerá del distribuidor.

¿Qué ventajas e inconvenientes me ofrece una reprogramación CATSPORT?

En pocas palabras, las de un modelo con un par y potencia superiores:

  • Menor consumo en conducción relajada y con marchas largas.
  • Aumento de la agilidad en arranques en semáforos, incorporación a rotondas y circulación urbana.
  • Respuesta inmediata y contundente del motor cuando se necesita realizar maniobras rápidas.
  • Más seguridad, gracias a la reducción del tiempo necesarios para realizar adelantamientos e incorporaciones.
  • Mayor aceleración tanto desde parado como en recuperaciones.
  • Mayor velocidad punta con una reducción muy notable del tiempo necesario para llegar a la misma.
  • Aumento óptimo de par en bajas-medias rpm.
  • Más potencia en todo el rango de revoluciones.

¿Todas las reprogramaciones son iguales?

No. Cuando la persona/empresa encargada de desarrollar la reprogramación NO comprende la lógica de funcionamiento interna del sistema que está reprogramando, intenta aumentar el rendimiento del tren de rodaje a base de descalibrar toda la programación. Si lo consigue, el cliente se va satisfecho a su casa sin saber que lleva una bomba de relojería bajo del capó; literalmente. En CATSPORT es totalmente distinto, porque disponemos de la formación, información y recursos para garantizar que el desarrollo de la electrónica cumple con todos los requisitos de seguridad y calidad que el fabricante está obligado a implementar en sus vehículos.

En CATSPORT tenemos en cuenta diversos factores para realizar nuestras reprogramaciones a medida:

  • Estado general del motor, caja de cambios, frenos y suspensiones.
  • Márgenes de trabajo nominales de los componentes del tren de rodaje.
  • Calidad del combustible y del lubricante que se usa.
  • Deseos, necesidades y estilo de conducción del cliente.
  • Características orográficas de la zona en dónde va a usarse el vehículo.
  • Uso el que se destina el vehículo.

¿La reprogramación es a medida?

En nuestro caso, sin duda alguna. Además, juega a su favor el hecho de que hayamos realizado más de 16.000 reprogramaciones en distintos modelos. Seguramente hemos reprogramado su motor, en algunos casos hasta el límite, lo que nos proporciona un conocimiento inexistente en otras empresas; concimiento que aplicamos en cada una de nuestras reprogramaciones según sus necesidades.

¿Es peligroso para el motor?

No, siempre que la reprogramación esté desarrollada correctamente.

¿Tendré problemas en la ITV?

No. Con una reprogramación CATSPORT los niveles de contaminación se mantienen dentro de la normativa de homologación del vehículo, por lo que siempre que los sistemas de control de emisiones funcionen correctamente y la mecánica esté en perfectas condiciones, el vehículo debería superar con éxito la inspección técnica.

¿El fabricante puede detectar la reprogramación?

Sí. No lo dude, incluso algunas marcas pueden hacerlo de una manera tan sencilla como realizando un diagnóstico general del vehículo. En general no suelen detectarlo, aunque basta con una prueba en carretera observando los parámetros en tiempo real para darse cuenta de que el vehículo está funcionando por encima de los valores nominales que declara el fabricante.

¿Está en riesgo la garantía oficial?

Sí. El fabricante prohíbe cualquier tipo de modificación en la programación de cualquier unidad de control del vehículo, dejando muy claro que la garantía podría verse comprometida. Si surge algún problema con el motor del vehículo y el fabricante detecta que ha habido una manipulación del software, es posible que no se haga cargo de la reparación e invalide lo que resta de garantía.

¿Como afectará la reprogramación a los modos de conducción?

A todos por igual, a no ser que el cliente indique lo contrario. A diferencia de los peligrosos y poco prácticos cambios de modo que tienen que realizarse con el motor parado, en CATSPORT y, en vehículos compatibles, será posible asignar la reprogramación a los distintos modos de conducción disponibles en tiempo real y sin necesidad de parar el vehículo. Aquí, disponemos de la opción de incorporar la reprogramación en el modo de conducción que usted especifique sin parar el vehículo.

¿Qué margen de kilometraje es el ideal para reprogramar?*

  • De 0 a 100.000Km y en vehículos de estricta serie puede realizarse una reprogramación STAGE1 ó STAGE1+ de manera normal.
  • De 100.000 a 200.000Km y en vehículos de estricta serie es recomendable realizar una reprogramación STAGE1 ó STAGE1+ siempre que se hayan sustituido los elementos de desgaste tales como turbo, embrague, caudalímetro, válvula de descarga y otros elementos conocidos por desgaste prematuro (dependiendo de la marca y modelo).
  • De 200.000Km en adelante es prioritario realizar una puesta a punto general antes de la reprogramación para evitar cualquier tipo de rotura mecánica grave. Además es recomendable, una vez realizada la reprogramación, acortar los intervalos de mantenimiento recomendados por el fabricante.

*En NINGÚN caso, CATSPORT se hará responsable del desgaste prematuro o rotura de los elementos del tren de rodaje por el uso de la reprogramación.

¿Qué debería hacer antes de reprogramar mi vehículo?

  • Estar al día de las revisiones recomendadas por el fabricante.
  • Repasar cuantos elementos sean propensos a fallar de forma prematura en su modelo (puede encontrar dicha información en foros específicos).
  • Usar recambios, lubricantes y combustibles de la mejor calidad.
  • Educarse concienzudamente de las mejores prácticas para mantener todo el tren de rodaje en las mejores condiciones posibles.
  • Estar seguro de correr con los riesgos que implican un aumento de par y potencia.

¿Qué riesgos implica una reprogramación?

La reprogramación en sí no supone un aumento del riesgo de averías, aunque sí pondrá de manifiesto cualquier defecto mecánico preexistente y que no hubiera fallado antes, tales como*:

  • Fallos del modelo generales reconocidos, o no, por el fabricante.
  • Fallos de turbo (geometría, electroválvulas, álabes).
  • Fallos de embrague(s) y/o convertidor de par (desgaste excesivo).
  • Fallos de admisión (carbonización, mariposa, caudalímetro, sensores MAP, fugas en el circuito de admisión).
  • Fallos de inyección (inyectores atascados, bombas de baja, bombas de alta, filtros de combustible, fugas).
  • Fallos en bloque (compresión, culatas, EVAP y similares).
  • Fallos en escape (FAP/DPF, AdBlue, sensores, grietas, juntas, EGR, enfriadores).

*Cualquier tipo de fallo derivado de un funcionamiento más intenso del que exija la programación original.

¿Me devolverán el dinero si no quedo satisfecho?

Por supuesto. Consideramos que la calidad de nuestro trabajo se refleja en los resultados y, si se demuestra que la calidad mecánica está a la altura, recibirá un reembolso completo al momento. Si por lo contrario, se demuestra que hay un fallo mecánico latente, el reembolso no será factible, entendiendo que la reprogramación es correcta y que el cliente es el único responsable de subsanar dichos defectos mecánicos. Es nuestro deber poner en su conocimiento que cualquier tipo de comprobación mecánica NO está incluída en el precio de la reprogramación y que, en consecuencia, deberá ser abonada según las tarifas del distribuidor. Estamos abiertos a cualquier peritación externa imparcial y sincera.

*En ningún caso CATSPORT se hará responsable de los costes de diagnóstico y/o  peritación.

¿Tiene alguna otra pregunta? La respondemos sin ningún tipo de compromiso, incluso cuando lleve instalada cualquier otra reprogramación disponible en el mercado. Estamos aquí para asesorarle. ¡Es nuestro trabajo! Además, si la pregunta/propuesta/crítica fuera de interés general, la añadiremos a este artículo para futuras referencias. ¡Gracias por confiar en nosotros!

2 Comments to “ Todo lo que siempre quiso saber sobre las reprogramaciones”

  1. Eloy dice:Responder

    Hola, antes de nada decir que tenía claro que iba a reprogramar mi vehículo cuando se me acabará la garantía pero… la ITV va a cambiar en el 2018. Yo pregunto, está claro que por opacidad es indetectable pero… en NOX.. con una reprogramación sube ? He leído que si. Yo tengo un insignia 2.0 120 cv. (Es igual que el de 140 cv.) Está muy capado. Ese motor funcionaría bien con 165 cv y 380. Pero no me puedo arriesgar por la ITV.

    1. CATSPORT dice:Responder

      ¡Hola Eloy! Efectivamente la normativa cambia en 2018, aún así la naturaleza de las pruebas en la ITV no implican una carga apreciable del motor por lo que el coche nunca llegará a inyectar lo que realmente inyecta en carretera, tanto es así que los niveles de emisiones con dicha carga continuarán siendo los de serie y por lo tanto debería superarse holgadamente la inspección. Esperamos haberte ayudado. ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *